Pole dance

Al igual que otras disciplinas, el Pole Dance puede ser un deporte como cualquier otro. Se trata de una actividad que fomenta el ejercicio tanto muscular como cardiovascular, y además tiene un componente creativo muy apreciado en función de los movimientos que seamos capaces de hacer sobre la barra.

Una sesión de Pole Dance puede quemar entre 400 y 800 calorías, según la intensidad con que se lleve a cabo, y al tratarse de un ejercicio físico, ayuda al bienestar general, elimina toxinas y favorece la circulación sanguínea

Actividad Grupal máximo 15 personas

Duración de 1 hora y 30 minutos