Incluir vegetales cocinados en guisos y no disminuir el consumo diario de frutas son los principales tips para un sano balance.

La alimentación de los chilenos en general no es buena. Habitualmente estamos consumiendo más calorías de la que necesitamos. A esto se suma también nuestro sedentarismo que no contribuye a que eliminemos los excedentes en nuestro cuerpo.

Con los meses de frío la tendencia a comer más alimentos de alta densidad energética (como sopaipillas, pan amasado y otros) se eleva, razón por la que muchas personas suben de peso en esta época del año y sólo cuando se inicia la primavera y el verano comienzan las dietas, lo que claramente es un error.

Aún más, si bien no es posible precisarlo con exactitud, el consumo de frutas y verduras suele reducirse en esta temporada.

“A la inversa, como Elige Vivir Sano nuestro desafío es fomentar hábitos de alimentación sanos que incrementen el consumo de frutas también en temporada de invierno. Igualmente, no porque haga frío no vamos a comer ensaladas variadas y nutritivas”, precisó Pauline Kantor, la directora de la iniciativa saludable del Gobierno de Chile.

“Elige Vivir Sano es mucho más que hablar de problemas que afectan nuestra salud como el sobrepeso, el sedentarismo y otros, es proponer una nueva cultura saludable que potencie a nuestra sociedad, y en ese sentido la recomendación que hacemos es comer saludable en toda época del año”, agregó.

Creer que necesitamos comer más en esta época del año es otro de los errores en que incurren generalmente los chilenos.

Ante esto, Elige Vivir Sano recuerda que las necesidades de energía de las personas varían de acuerdo a la edad, sexo y muy importante el nivel de actividad física que realizan a diario. Por ejemplo en promedio una mujer adulta sedentaria, como la mayoría de la población, necesita 1800 calorías mientras que un hombre con el mismo nivel de actividad física puede requerir 2500 calorías.

En la misma línea la especialista, Isabel Zacarías, del Instituto de Nutrición y Tecnología de los Alimentos de la Universidad de Chile (INTA) señaló que “la clave está en aprovechar los excelentes vegetales que se tienen en esta época. Por nombrar algunos están: alcachofas, el brócoli, coliflor, además de lechugas y zanahorias. Dentro de las frutas se destacan las naranjas, manzanas, peras, entre otras”.

 

FUENTE:www.conversandoenpositivo.cl